mayo 08, 2014

Condena a Rodrigo Mundaca, Una Advertencia al movimiento social


Los perseguidores, Edmundo Pérez Yoma, democratacristiano, empresario agrícola y político ex ministro de Bachelet. Representante de aquel entramado mafioso que unifica en un mismo espacio a la política más rancia de los tecnócratas neoliberales de la transición, junto con los mezquinos intereses de sus nichos de negocio empresarial.

El acusado, Rodrigo Mundaca, luchador emblemático e infatigable por los derechos básicos y fundamentales de nuestro pueblo, ejemplo de entrega y valentía como pocos. Aquel rostro obligado de todas las marchas y manifestaciones de MODATIMA (Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la Proteccion del Medio Ambiente)

La sentencia y la condena ha sido categórica, culpable a los ojos de los tribunales de Justicia de la Ligua, por el delito de injurias al haber denunciado públicamente la descarada y sistemática usurpación de aguas de la cuenca del Aconcagua, por parte de Pérez Yoma y de otros tantos siniestros personajes del rubro agrícola y minero que operan impunemente en la zona.

El trasfondo político de esta obra es el hostigamiento y la persecución orquestado por los ostentadores del poder político y económico del país, en contra de quienes se atreven a alzar la voz, y a desenmascarar públicamente a los responsables de la progresiva desertificación de nuestros suelos.

Para los que vivimos Chile, el verdadero y genuino Chile, no es ninguna novedad que en este país se proteja a delincuentes y mafiosos político-empresarios, amparando la usurpación descarada y sistemática de derechos humanos básicos como el acceso al agua de todo un pueblo, y se persiga y condene a quienes denuncian abierta y valientemente dichos delitos. Pero el descaro en esta comedia llega a ser mucho más indignante cuando entra en abierta contradicción con las resoluciones emanadas por la propia institucionalidad. Pues es la misma Dirección General de Aguas DGA, la que ha revocado en los últimos años una serie de permisos de extracción de aguas a muchas de las empresas pertenecientes a Pérez Yoma y sus cercanos, llegando incluso a sancionarlas a pagar multas fiscales por extracción ilegal de aguas, o por sobre los límites permitidos.

Entonces cabe preguntarse ¿Por qué se condena a quienes denuncian públicamente delitos cometidos por empresarios a los cuales la propia institucionalidad también ha sancionado?
La condena a Rodrigo Mundaca, una clara muestra que nuestro Chile “aun limita al centro de la injusticia”, perfectamente puede ser leída e interpretada como una clara señal política emitida por el bloque en el poder, hacia toda la franja de dirigentes y luchadores sociales y políticos que se levantan en contra del abuso y la mentira neoliberal. Es una advertencia hecha por la tecnocracia neoliberal a esa franja mayoritaria del movimiento social que hoy desafía y pone en jaque sus negocios e intereses.

Pero esta señal al movimiento social, desde los sectores más rancios de la Nueva Mayoria, encuentra como respuesta en el ejemplo de hombres como Mundaca y de organizaciones como MODATIMA, todo el heroísmo de aquellos que frente a las amenazas de los poderosos no se amedrentan, sino que asumen con mayores grados de convicción, coraje y entrega, la noble tarea de defender aquellos derechos impunemente usurpados.

La tarea para la izquierda chilena en materia de aguas está sumamente clara, aunar esfuerzo, y levantar una lucha abierta y sin tregua por la eliminación del código general de aguas creado en dictadura, el cual se levanta como uno de los pilares que fomentan y encubre el saqueo permanente y sistemático de las aguas que desde Arica a Punta Arenas realizan las grandes empresas en desmedro de la vida de millones de chilenos y chilenas.
Para lograrlo, el ejemplo heroico demostrado por los compañeros y compañeras de MODATIMA y su vocero Rodrigo Mundaca, deben ser la vara con la cual cada uno de nosotros debe medirse.


Hoy nuestro deber es estar junto a Rodrigo Mundaca, y en ello impulsar con mayor fuerza, unidad y por todos los frentes, ésta y todas las luchas del movimientos social, porque solo así podremos detener esta y todas las afrentas cometidas por estos señores que ahora ostentan el poder.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario